C/ Sin aliento.


Andar, tropezar, caer…Levantarse…Andar, tropezar, caer…y vuelta a empezar. En la misma calle donde me faltaba sitio para saltar, hoy veo las aceras muy altas para subirlas. Las mismas paredes que quise pintar, hoy las voy a caer a golpes. Doblar esquinas para encontrar rincones llenos de polvo y telarañas no me satisface. Las cornisas se caen sobre mis pasos, pero para mi desgracia ninguna cae encima de mí.

Delirios pasan por mi mente, y mis ojos se visten del color de la furia. Empece a escupir rocas contra todo lo que se acercaba y a romper la lejanía con una mirada. Destrozar horizontes me entretuvo mientras quedaban uñas en los dedos. Dejarme arrastrar por el viento de una calle a otra fue divertido hasta que paro de soplar. Tarde horas en recordar el porque de estar allí, donde nadie grita ni mira a la cara.

Palabras de aliento me ahogaban y restos de desprecio me ayudaban a levantar. Puñados de mordiscos los he llevado a tu puerta para que veas que no me agacho si me miras por encima del hombro. Restos de verdades montadas en un carro que tirado por caballos vestidos por tus grises mentiras no consiguieron llevárselo de debajo de tu ventana. Ahora no sabes donde dormir, y a mi me sobra calle para estar despierto.

Un saludo, “Cicatrices de colores”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s