Corazón de papel.


El viento sopla tan leve que no me permite volar. Ya conozco esta sensación de agonía, el aire me seca la boca, me quema la garganta y ahora siento como algo me lo acorrala en el pulmón. Maldita extraña fuerza que ya no se si me empuja o me retiene para que no salte hacia ese rió… Río de mierda y penas en el que me encuentro nadando, donde no hay una misera roca donde agarrarse para coger fuerzas. Si por lo menos encontrara una barca para navegar y sobrellevar su cauce me conformaría.

Desencuentro con la realidad que ya conocía, de saber que no existe esa fuerza sobrenatural que todo lo maneja a su antojo. Y si existe, tengo claro que se ríe de mi. Que disfruta viendo como voy paso a paso por un camino más estrecho, más empinado, más…creo que no puede ser peor. Ese ser superior que se regocija sentado en un trono de oro mientras yo me quedo sin uñas de arañar en paredes de hormigón. No creo en ti, ni en los clavos que dicen que usaron para clavarte. El Calvario que sufro no tiene nada que envidiar al que cuentan que pasaste.

No encuentro el fuego que antes tenia, no piso sin mirar si tengo suelo debajo, ni levanto la cabeza por si se me derrumban las nubes. Luna que fuiste mi eterna compañera y que reinas mis noches sin princesa, ¿ también dejas de hacerme compañía? Ya sabes que me canse de ver corazones de papel y lagrimas de cartón, yo no soy una persona de juguete como creí serlo otras veces. No muerdo la inconsciencia por ser un desecho que otros dejaron de lado.

Abro los ojos y recuerdo rimmel derramado por la mejilla de aquella quien prometió no volver a cruzarse. Aquella mujer de manos tan frías que parecían de escayola, de la sonrisa antinatural y el cuerpo distante. Aquel tipo de persona que absorbe lo mejor de cualquiera que se cruce y se cuelga de tu espalda hasta encontrar alguna más cómoda. Ahora no me agachó, soy yo el distante. El tiempo se ha aliado a mi favor y saco fuerzas del corazón para afrontar el día a día. Apartar sin empujar a lo que me estorba y agarrar con fuerza lo que necesito.

Ahora…ahora tengo el corazón de papel cuando quiero y de piedra cuando se me antoja.

Un saludo, “Cicatrices de colores”.

 

Anuncios

Una respuesta a “Corazón de papel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s